Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Poemas de Laura Wittner

  PLACERES NOCTURNOS                                                                                A Clara También nosotras nos paramos a sentir la noche cada una en su barrio pero al mismo tiempo. Acá hay un cielo gris blanqueado que huele a agua de río o algo así. No entro a casa; aspiro hondo, le pido un deseo único a ese olor. Y entonces el deseo se atomiza, átomos del deseo cubren la ciudad: empieza una lluviecita plana, discreta, hecha de constancia, que no se escucha con las ventanas cerradas. Eso es cumplirse, más o menos. TUVE SUEÑOS FEOS PERO FUE UNA NOCHE PLÁCIDA La tormenta trajo chicas que estornudan en el andén del subte al mediodía yendo a almuerzos de domingo con la ropa de ayer. Yo hago lo de siempre: me refriego los ojos, pienso en mis hijos, pienso en vos, cuento sílabas.     REMO: HAGO   Remo. Hago que la canoa avance por el sendero de agua baja, espesa tan entre limo y agua. Es mialgroso lo que aparece a los costados pero enseguida desaparece para atrás. El festej

Entradas más recientes

Cartas a un joven bailarín 5

Poemas de Sérgio Vaz

Cartas a un joven bailarín 4

La analfabeta

Cartas a un joven bailarín 3

Hormiga solitaria

Cartas a un joven bailarín 2

ANTE TODO

CAZÓN

Cartas a un joven bailarín 1