10 de noviembre de 2020

Dos poemas de Antonella Vulcano

 

 
Nuestra casa estaba invadida por hormigas,
en la vida familiar luchábamos para exterminarlas
pero en la intimidad del baño
yo daba saltitos para no aplastarlas,
desviaba la corriente del agua para que no se las lleve.
Siempre odié despedirme de lo que no deseé,
es lo único que todavía no puedo matar.



Una amiga me dice que la historia
se va a encargar de
olvidar a los malos poetas
y a mí esa obsesión por las cosas buenas
ya empieza a pesarme
como un litro de miel en la sangre.

Antonella Vulcano
Años de casa (2020, Santos Locos)

No hay comentarios:

Publicar un comentario